Opinión

El Sombrerero a 34 años de su muerte: Ejemplo de verticalidad revolucionaria

El Movimiento Popular Dominicano-M.P.D.-

Marxista-leninista

Fundado el 20 de febrero del 1956.

“Vino en marzo y partió en abril” diría el poeta.
1925-1987.

Sesenta y dos años.

“Su vida fue corta, pero su existencia, infinita”, diría otro poeta.

El inolvidable camarada, conductor y comandante rojinegro, Lorenzo Enrique Ventura Vargas (El Sombrerero), nació en Jaibón (provincia Valverde), en marzo de 1925. Murió en Suecia (Europa), el 26 de abril del 1987.

Desarrolló su vida y gran parte de su vertical carrera revolucionaria, socialista, en la ciudad de Santiago de Los Caballeros. Allí adquirió fama en su oficio de artesano, y el sobrenombre de El Sombrerero.

En Santiago también contrajo matrimonio y tuvo cinco hijos (tres varones y dos hembras).

En esta ciudad también se hizo luchador anti-trujillista. Allí en Santiago se hizo militante rojinegro del combativo M.P.D., y adquirió el nombre de Marcos, en su trajinar clandestino.

Para hablar de este emblemático emepedeista, así como de la mayoría de nuestros mártires, hay que escribir un libro. Estas notas que usualmente publicamos no son más que apretadísimas síntesis de las cortas, pero intensas vidas de estos mártires, heroínas y héroes gloriosos del pueblo dominicano.

El camarada Marcos fue el alma organizativa y una de las más altas referencias morales del M.P.D. y del movimiento revolucionario en el Cibao Central y el Noroeste. Predicó con ejemplos sublimes de trabajo organizado, disciplinado y consecuente.

También fue paradigma de valor, verticalidad, sacrificio, abnegación, unidad y solidaridad.

El dirigente revolucionario Marcos dijo presente en la Guerra de Abril de 1965. Fue subcomandante en el Comando Central del M.P.D., donde se destacó por su disciplina y su arrojo.

Lorenzo Vargas o El Sombrerero o Marcos formó parte de un trío inseparable y emblemático para los emepedeistas de las décadas de los 70 y los 80, principalmente después de los asesinatos de El Moreno, Otto, Amín y otros. Con Lorenzo, ese trío lo completaban Jorge Puello Soriano (El Men) y David Onelio Espaillat Campos.

Sufrió constantes persecuciones y apresamientos. Al trío mencionado se le acusaba de cualquier cosa, incluyendo asesinatos de nuestros propios camaradas, como el de Jesús María Álvarez Peña (Boyoyo).

El camarada Marcos fue apresado durante la sangrienta incursión de la criminal policía balagueridta en la UASD, dónde fue acribillada Sagrario Ercira Diaz Santiago, el 4 de abril de 1972.

Fue deportado por el dictatorial régimen balaguerista. En el Chile de Salvador Allende, junto a un grupo de camaradas, estaba librando otras batallas, integrado a la producción y colaborando con ese régimen socialista.
Allí lo sorprendió la barbarie del carnicero general Augusto Pinochet, que derrocó ese gobierno y ese presidente electo democráticamente por el pueblo chileno.

El camarada Lorenzo fue apresado junto a cientos de revolucionarios, muchos de los cuales fueron asesinados.
Contra los dominicanos se ensañaron los gorilas extremadamente, pues creían que eran cubanos asesores del Presidente Allende.

Hay que decir que El Sombrerero, al frente de la tropa rojinegra, dio ejemplarizadoras lecciones de integridad politica y del trabajo en fábricas del pueblo, que les fueron entregadas para su administración. Los camaradas se integraron como cualquier obrero, sin reclamar rango político ni ningún otro estatus especial. Sobre eso se conoce poco, y en algún momento debemos escribir esa historia.

De Chile salió hacia Suecia, bajo la protección de la ONU. De inmediato se integró a la producción y la labor revolucionaria como máximo representante del M.P.D. en ese país y en esa región. Entre otras organizaciones creó el Comité de Solidaridad Dominico- haitiano-sueco y la Coordinadora de Solidaridad Simón Bolívar.

Desplazado el régimen del genocida Joaquín Balaguer, mediante una Ley de amnistía para los presos y exiliados políticos, regresó al país, reintegrándose a su puesto en el Comité Central. Entonces adoptó el seudónimo de Frederick.
Regresó a Suecia, y allá lo sorprendió la muerte, el 26 de abril del 1987, dos días después de haber realizado un acto de conmemoración del 22 aniversario de la Guerra Patria de abril de 1965.

Hay una parte muy importante de la vida de El Sombrerero, sobre todo en el exilio, que debemos escribir. Pensamos que su hijo mayor, Lorenzo Vargas Abreu (Lenchy), y quizás algunos de los otros hermanos de más edad, como Juan y Libert, deberían asumir esa tarea, cómo una gran contribución a la memoria histórica de los mártires y héroes de la Patria. Y también como ejemplo para las presentes y futuras generaciones de luchadores por la libertad y por la transformación social de nuestro pueblo.

Abril: mes de la Resistencia antimperialista del pueblo dominicano.

El partido de Pablo Martínez, El Moreno y El Men presente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba