CineCulturaNacionales

Critica a la Película “Hotel Coppelia” de Jose Maria Cabral

“Hotel Coppelia”, escrita y dirigida por Jose Maria Cabral, es un drama inspirado en relatos históricos de la Guerra Civil del 65, un evento que cambió para siempre al pueblo Dominicano.

Esto no quiere decir que esté basada en hechos reales. Para muchos, este filme no cumple con la responsabilidad de contar temas que tienen que ver con un contexto histórico, viola la veracidad de los hechos reales y aunque el tema que trata es lo más relevante, no se le sacó provecho.

El guión nos cuenta la historia de un grupo de trabajadoras sexuales que terminan involucradas en el conflicto bélico de las tropas Norte Americanas que en su lucha contra el comunismo se instalan en un burdel llamado “Hotel Coppelia” como base de operaciones, a la vez que los revolucionarios constitucionalistas preparan su ataque para defender al país de la invasión, usando a las mujeres como informantes.

Esa trama no le hace justicia ni a la revolución del 65, ni mucho menos a las mujeres que pelearon en la revolución. Aunque el guión no es del todo malo pues mantiene el interés a lo largo de su estructura clásica de tres actos, los personajes son increíblemente bidimensionales, planos y sin arco de transformación o evolución dramática.

Y aunque el elenco estelar es uno de los grandes valores de producción del filme (Lumi Lizardo, Nashla Bogaert, Jazz Vilá, Nick Searcy, Jan Kurtzeba, Alexis Luciano, Ruairi Rhodes son algunos de los talentos que conforman el cast) las actuaciones dejan mucho que desear a pesar del compromiso de todos con la desnudez fría, sin erotismo ni libido.

El trabajo de Dirección y su puesta en escena, así como la puesta en cámara, es débil y buscó apoyo en los desnudos para crear una cortina de humo de falsa profundidad. Se enfocó más en cumplir con la cuota de género y de las minorías y no en la puesta en escena ni en desarrollar una historia fuerte y creíble.

La fotografía y su iluminación a manos de Hernán Herrera resulta corriente, se ve bien pero tampoco es exquisita. No hay mucho que decir al respecto. En cambio, de la dirección de arte y su escenografía, a cargo de Oliver Rivas, se puede afirmar que es creíble y coherente en los detalles, aunque el maquillaje peca de pretencioso permitiendo un tatuaje propio del siglo XXI en una mujer del siglo XX en un país de machistas. El sonido, es bastante pobre, en ocasiones no se entiende o no se escuchan los diálogos. Por otro lado, los efectos visuales y especiales, los cuales son de gran calidad, aportan a los valores de una gran producción llevada a cabo por Rafael Elías Muñoz.

El gran problema de esta película está en lo que puede llegar a irritar a cualquier dominicano que conoce su historia. Y es que Tina Bazuca, no era lesbiana, nunca fue hecha prisionera por los gringos y mucho menos murió en la revolución.

A pesar de las tantas debilidades que puede tener o no esta producción cinematográfica, es de ser respetada por el simple hecho del gran sonder que presenta en su cualidad de cine de autor nacional, el cual pretende con buenas intenciones, acercarnos a un cine más auténtico y dominicano.

Escrito por

Gustavo A. Ricart

Gustavo A. Ricart

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Es una buena iniciativa del gobierno. Pero mi opinión es que deben quitar a todos los miembro de la policía e ir poniendo en su lugar a militares de la marina y de la fuerzas armadas que no esten manchados en ningún delito e ir dándole entrenamiento .buenas relaciones humanas. Psicología y de sentó si cando lo del amor a lo material para que se conformen con lo que ganan y no esten buscando ganancia desonesta. Porque hay es cuando entra la corrupción la ambición entre las fuerzas policiales cuando ven que pueden hacer y deshacer sin sufrir ningun a corrección att. Joseph perez.

  2. Excelente crítica!! Al fin una reseña responsable, honesta. Vi la película y lo único que me gustó es que logró crear una atmósfera…nos creemos que es un hotel de trabajadoras sexuales la ambientación…la iluminación., Más allá de ahí pocas cosas que destacar; no hay desarrollo de personajes… situaciones muy forzadas….Luny Lizardo es de lo mejorcito y es porque es el personaje que más se desarrolla…está película como dices quiere ser pretenciosa, profunda….pero no lo logra.
    «Todo el mundo» ovacionando está película; «La mejor película dominicana» lo mejor del cine… Muy lejos pero muy lejos de serlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba