Opinión

SÍ, LO SÉ : SON PREGUNTAS SIN RESPUESTAS.

( A propósito del doble asesinato de estos ciudadanos inocentes)

Por Henrri Cuello
EL poeta nacional, Don Pedro Mir, en uno de sus celebrados poemas, escribió unos versos terriblemente admonitorios: « (…) este es un país que no merece el nombre de país, sino de Tumba, Féretro o Sepultura».
Lo sucedido recientemente en Villa Altagracia, el crimen vil de dos ciudadanos, esposos por demás, validan los proféticos versos de nuestro Aeda Nacional.

«ESTE PAÍS NO MERECE EL NOMBRE DE PAIS.»

Y YO ME PREGUNTO:

¿ De qué cubil inmundo salieron estos arácnidos rastreros para cegar la vida en flor de esta pareja de esposos?.
¿ De cuál cloaca infesta emergieron estos monstruos protervos para mutilar las esperanzas e ilusiones de estos jóvenes?.
¿ Confundieron el vehículo?
¡ Ah..!

¿ A quién o quiénes buscaban estos escuadrones de la muerte para asesinar?.
¿ Quién dió la orden para consumar la vileza de este acto bochornoso que llena de vergüenza a los hombres y mujeres nobles de este zarandeado país?.
¿ Son los tribunales de la República, donde el imperio de la Ley ha de impartir una sana y recta administración de justicia, una realidad, un símbolo o una simple ficción?.
¿Funciona nuestro sistema judicial si tras bambalinas se decreta el crimen y el asesinato selectivos?.
¿ Quiénes están por encima del imperio de la Ley en la República Dominicana?.
¿ Quién o quiénes deciden cuáles ciudadanos deben seguir viviendo o no?

Esta pareja de esposos no fue, sencillamente, asesinada : fueron ACRIBILLADOS!

60 disparos no justifica ninguna CONFUSIÓN!

Sesenta disparos incrustados en los cuerpos jóvenes de estos dos ciudadanos ejemplares, espejo de rectitud y nobleza, hablan bien claro de alevosía, acechanza y perversidad matonesca!.
¿ Estamos en este país reeditando prácticas propias de regímenes dictatoriales de la ultraderecha de la caverna?.
¿ Es la Fuerza del Orden de nuestro país una institución de corte filofascista?

¿ Qué manera de darle seguimiento tiene la Policía Nacional a los ciudadanos que presuntamente delinquen?

¿! Matándolos!?

¿ Ejecutando un juicio sumario y erigiendo paredones improvisados en cualquier lugar del país como si de una cacería de jabalíes salvajes se tratara?.

No es la primera vez que este crimen horrendo sucede.

¡NI SERÁ LA ÚLTIMA!

¿ Qué solución tiene el Estado dominicano para contener esta « vesania policial»?.
¿ Cómo reparar el daño irreparable que estas muertes provocan en las familias de las víctimas?.
¿ No tenían Elisa y Joel el supremo derecho de seguir viviendo, derecho consustancial al nacimiento y a la vida misma?.
¿ Acaso sus padres no eran acreedores a disfrutar de la dicha que suponía ser testigos de la felicidad de los recién casados?.
¿ De verlos crecer emocional y profesionalmente, procrear una familia y plantar, en el mismo centro de su descendencia, el luminoso árbol de la alegria?.
¿ Cuáles niños y niñas del barrio compartirán ahora el biscocho que Elisa había preparado como una sorpresa, guiada por la nobleza de su corazón y su instinto de madre, instinto que ya no podrá desarrollar tronchado alevosamente por la ingrata presencia de la muerte?

¿ Los culpables?

¿ La sociedad dominicana?

SI, LO SÉ: SON PREGUNTAS SIN RESPUESTAS…

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba