CulturaLiteraturaOpinión

Palabras sobre la Antología poética de Mateo Morrison

Por José Ángel Bratini

«La segunda etapa de la obra de Mateo empieza a ver la luz en el año 2006 con la aparición del poema-libro Dorothy Dandridge, texto de gran importancia en su bibliografía en el que se aborda el tema de la negritud desde el punto de vista de la belleza y el glamour encarnados en la figura de la actriz y cantante homónima, famosa por su actuación en la adaptación al cine en 1953 del musical Carmen Jones de 1943. Aquí la plasticidad y la imaginación de Morrison se entrelazan con la historia de la icónica artista afrodescendiente de Estados Unidos. Emoción y lirismo alcanzan en este poema uno de los mejores momentos de nuestro aedo caribeño.

Ese mismo año continúa con la publicación de Soliloquio desnudo, hermoso poema amoroso acompañado de una atinada recopilación de poemas anteriores. Dos años más tarde en 2008 se publica también Espasmos en la noche, quizá uno de los poemarios mejor logrado de Morrison desde A propósito de imágenes. Escrito con una entrega total al acto poético y despojado de viejos lastres dogmáticos y deudas con la crítica. Es sin miedo a equivocarme el más equilibrado de sus textos poéticos. Este nuevo período continúa con nuevos títulos como Estático en la memoria (2009) y su incursión en el poema en prosa con textos como Ojos de madre, vientos de guerra (2010), en este reaparece con renovados aciertos el tema social. Ese mismo año publica el que sería su poema más ambicioso, Pasajero del aire, texto de prosa alucinante y densa, con momentos de gran factura y plasticidad literaria, que les han merecido considerable proyección y varias traducciones a lenguas como el inglés y el francés.

Otros títulos importantes como El abrazo de las sombras (2011), Tempestad del silencio (2014) y Terreno de eros (2017) concluyen quizá la última etapa conocida de la obra poética de Mateo Morrison, un trabajador incansable de la poesía y su difusión, un aliado incondicional de la juventud literaria, del porvenir y la esperanza. Se halla en él una fuente pura y sincera de poesía y una labor gigante que trasciende la página en blanco y alcanza el campo de la batalla cultural».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba