NacionalesPolítica

Nadie sabe dónde juzgarán acusados en caso Medusa

Corrupción. El salón de audiencia del tribunal asignado resulta pequeño para los 63 implicados y 400 testigos en el juicio preliminar, donde también intervendrán abogados y fiscales, sin contar los medios de comunicación.

El juicio preliminar del caso Medusa será conocido por el juez Amauris Martínez, del Tercer Juzgado de la Instrucción, en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Santo Domingo, RD

Tan pronto la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), presentó acusación en el caso Medusa, las personas se pregunta dónde se conocería el juicio preliminar debido a la gran cantidad de imputados involucrados y testigos que desfilarán por el tribunal.

El juez apoderado, Amauris Martínez, del Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, tendría que trasladarse a otro lugar a celebrar el juicio que tiene 41 personas físicas y 22 empresas, 400 testigos y una acusación que contiene 12,274 páginas y más de 3,500 pruebas materiales.

Algunas personas en forma de chiste, incluso, han llegado a insinuar que sería celebrado en el Estado Olímpico, la solicitud de apertura a juicio en contra de los integrantes de la presunta de red de corrupción que manejó más de 1,000 millones de pesos en sobornos en el caso Medusa.

En el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde funcionan los tres Tribunales Colegiados del Distrito Nacional, los salones de audiencia son muy pequeños para la cantidad de imputados, encabezados por el exprocurador general Jean Alain Rodríguez Sánchez; testigos, abogados y fiscales, sin contar los medios de comunicación.

En este caso, podría celebrarse el juicio preliminar en los salones de audiencia de la Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación o en la Corte de Apelación en Materia Civil, que funcionan en el primer y segundo piso del antiguo Palacio de Justicia del Centro de los Héroes.

En el salón de audiencia deberán estar las 40 personas involucradas, con sus respectivos abogados que no pueden pasar de 3 cada uno, las 22 empresas con sus abogados defensores, los abogados que representan al Estado dominicano y los testigos que irán pasando a medida de vayan declarando.

Por ejemplo, en el caso seguido a las 43 personas físicas y empresas vinculadas al caso de la red que dirigía César Emilio Peralta (César el Abusador), las audiencias son celebradas en la Corte de Apelación cuyo salón es el doble de amplio de los tribunales colegiados.

El titular de la Pepca, Wilson Camacho, tan pronto se presentó la instancia, aseguró que el caso de la Operación Medusa no tiene precedente en el país y en toda la región.

Sostuvo que el equipo de fiscales que los acompaña en las investigaciones de estas operaciones, ha tenido que parcialmente abandonar el resto de sus vidas para dedicarse en cuerpo y alma en construir esta acusación, que a su juicio supera los obstáculos que han tenido en este proceso.

Los imputados de la Operación Medusa enfrentan cargos criminales por coalición de funcionarios, prevaricación, asociación de malhechores y estafa contra el Estado. También por sobornos, por cometer crímenes y delitos de alta tecnología, lavado de activos.

Por el caso están presos además del exprocurador Rodríguez Sánchez. el exdirector de Tecnología de la Información y la Comunicación del Ministerio Público, Javier Alejandro Forteza Ibarra; el exdirector administrativo, Jonathan Joel Rodríguez Imbert, y Alfredo Alexander Solano Augusto, exsubdirector administrativo.

También figuran como implicados Jenny Marte Peña, ex encargada de Proyectos, la ex subdirectora administrativa Altagracia Guillén Calzado; Rafael Antonio Mercedes Marte, exdirector de Contabilidad, y el exasesor Miguel José Moya. Al principio del caso, fue involucrado Rafael Stefano Canó Sacco, exjefe de Gabinete del exprocurador Rodríguez Sánchez, quien fuera arrestado en España el pasado año y contra quien se llegó a solicitar su entrega a República Dominicana. Ahora figura como testigo clave de la investigación.

En la lista de los nuevos acusados figura Ramón Burgos Acosta, exdirector del Sistema Nacional de Resolución Alterna de Conflictos (Sinarec) y podría estar implicado en una mafia para distraer fondos del programa para construcción y equipamiento de los centros penitenciarios.

SEPA MÁS

Nuevos imputados.

También son nuevos imputados Félix Antonio Rosario, exdirector de la Oficina de Acceso a la Información Pública del Ministerio Público; Sara Fernández de José, Braulio Michael Batista, Jonathan Medina Reyes, Ysis Tapia, Mercedes Salcedo Disla, Carolina Pimentel Bonifacio y Francis Ramírez Moreno. Asimismo, Lisandro José Macarrulla Martínez, Reynaldo Santos de la Cruz, Daniel Enrique Feliz, Francisco Arturo Santos, Fausto Cáceres Salterio, Francisco Alberto Vásquez, Carlos Augusto Guzmán Oliver, Rafael Salvador Rasuk, Sean Hudson Dwiggins, Ricardo

Antonio Carrasquero, José Antonio Santana Julián, Felipe Fernández de Castro e Ismael Elías de Jesús.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba