CineCultura

Entorno al secuestro de técnicos de cine

Por Rafael E. Gonzalez

Especial OjaDiario

Con el secuestro de los dos técnicos cinematográficos dominicanos en Haití, han surgidos debates, análisis y discusiones en varios grupos de cineastas y colegas en las diferentes redes sociales, en torno a las condiciones de trabajo de los profesionales de la industria cinematográfica de nuestro país.

Con esta situación me han surgido varias interrogantes.

? Cómo se manejo o cuál fue la logística de seguridad de esa producción bajo las condiciones en que se encuentra la situación del vecino país de Haití?

En mi época de estudiante cuando nos tocaba rodar en los barrios «calientes» de nuestra ciudad, siempre nos aseguramos antes de rodar, ir hacer el «escoutin» de locaciones y ver todos los pros y los contras de rodar en ese barrio. Buscamos el apoyo de los policías del barrio, pero también acudiamos a donde los «tigres» y les explicabamos de que se trataba el audiovisual que firmaríamos en la zona le pedíamos permiso y su protección, asegurado todo esto, nos disponíamos a rodar, pero aún con todas estas garantías nunca bajamos la guardia y salíamos en orden y a la hora acordada en el plan de rodaje.

¿Acaso la producción del documental que se estaba rodando calculó todas las situaciones que podrían surgir al rodar bajo la situación actual del vecino país?

Otra interrogante que me surge es la siguiente:

¿En qué condiciones laborales trabajan los profesionales de la industria audiovisual de nuestro país?

Hasta donde tengo entendido la DGCINE exige como requisito obligatorio que todas las producciones tienen que tener un seguro que cubra los equipos durante el tiempo que valla a durar el rodaje.

¿La DGCINE y ADOCINE exigen lo mismo para el personal humano que trabaja en las producciones cinematográfica en nuestro país?

Todos los que amamos esté arte e industria al final lo que queremos es llevar a cabo nuestros proyectos, que se exhiban en las salas de cine, en los festivales y que el público los vea. Pero para eso deben crearse las condiciones favorables para que los profesionales del cine puedan llevar a cabo esos proyectos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba