Opinión

Tinta tibia

Por Domingo Guerrero/México

En la tradición cultural dominicana, por lo que mandatan sus hábitos y costumbres y por lo que, desde hace años, el mercado agradece, se celebra hoy el «Día de las madres», todos los días han de ser de ellas. Hace años, unas décadas, por la intromisión repentina de lo banal y lo baladí en el la cotidianidad parlera nacional, en el vocabulario de a pie, en el imaginario colectivo y en el pregón quisqueyano se puso de moda, entonces pasajera ha de ser, el termino de «Diva» y «Megadiva» con la consabida carga de morbo, de erotismo y alusión al cuerpo femenino como mercancía y «objeto de deseo al alcance del poderes y los curtidos papeletasos sin saber, me imagino, el más acertado origen del término.

Decidí, más por rosca izquierda y por menos borreguismo, que por llevar contrarias, hacer mi propio apasionado listado de» Divas» para honrarlas en este día, último domingo de mayo, por supuesto que he de iniciar mis parabienes con la Megadiva mayor, mi madre Doña Taty, quien no parió divas, pero parece que dos Divos. Honro, debo honrar, en este día de las madres domicanas al las verdaderas Divas, es decir a Anacaona, la de Jaragua y Ovando, a Concepción Bona, la del lienzo nacional, a Juana Saltitopa, la Coronela que se empinó hasta el cielo de la fama, a Trinidad Sánchez, feminista, la de la falda brava, a Rosa Duarte, bella flor de la Trinitaria, a Manuela Díez, madre del Padre de la dominicanidad, dies veces recordada, a Chepita Pérez, la madre del loco, loco por la independencia, a Trina de Moya, las del himno a ellas y la de Vasquez, a Salomé Ureña, la poetiza, la de Pedro Enríquez, no la que bailaba hija de Herodes, a Ercilia Pepín, la del aula y el voto, a las «divas del fusil, las Mujeres de Abril», a la Megadiva del sudor, la tierra y la rabia, Mamá Tingo, a la Florinda de Yamasa, si de timbre negro y africano, a la de Balaguer, no al Balaguer de Cataluña, sinó, al de la «Página en Blanco» , al de Narcisazo, al de Caamaño, al de Amín, al de Orlando, al de Sagrario Díaz…vayan mis felicitaciones, mi sentido reconocimiento en este Día de las Madres domicanas a las divas de siempre y a toda mujer de mi isla que por designio de natura llevan en su vientre un hijo en ciernes.

!Feliz Día, Madre dominicana¡.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba