Cultura

¿Qué es el Júa y por qué Las Cachúas de Cabral lo queman?

Por Yassir Féliz

 El “júa” es un muñeco de trapo disfrazado de cachúa que se coloca cada Semana Santa en la torre del parque de Cabral.

El lunes después de Semana Santa, el júa es bajado y con él se inicia un peregrinaje por los barrios del municipio, luego lo llevan al cementerio donde se hace una ceremonia en honor de los cachúas fallecidos. Ahí en el cementerio el júa es quemado y luego arrastrado y golpeado hasta desaparecer entre el fuego y fuetazos. Pero ¿de dónde viene esta tradición?, durante la dictadura de Trujillo todos los ayuntamientos del país celebraban las tradiciones religiosas de Semana Santa quemando un Judas Iscariote que traicionó a Jesucristo.

 En nuestro caso, en la comunidad de Cabral, ese Judas se colgaba en lo que es hoy Los Carrandales  (El Hoyo de los Perros), luego, el sábado Santo, se paseaba por todo el pueblo montado en un caballo y se quemaba s las 10 de la mañana en el parque de Cabral.

A pesar de que la quema del Judas era algo propio de la iglesia y los ayuntamientos, Las Cachúas de Cabral se sumaron a la celebración.

 En el año 1956, el Vaticano sometió algunos cambios sobre la cuaresma y su celebración.

Esta decisión llevó a que esa procesión que se hacía con el Judas se moviera para el domingo Santo a las 12 de la noche, provocando esto que se perdiera el interés por la  procesión católica hasta llegar a desaparecer la tradición en todo el país, con excepción de Cabral, pues el ayuntamiento municipal  siguió con la tradición hasta 1957, donde asumieron Las Cachúas el control del Judas en 1958.

Es por ello, que a partir de este año cuando ese Judas pasa a ser propiedad exclusiva de Las Cachúas de Cabral. Ya para 1962, luego de  la caída de la dictadura de Trujillo, y debido al rencor del pueblo por los hechos de la dictadura y la gente que les servía, ese Judas traidor de Jesús se convirtió en el «Júa» calié trujillista, y pasó a quemarse los lunes de Gloria. Es decir, nuestro Júa (un degenerativo de Judas) tiene una mezcla entre lo religioso de Judas Iscariote como personaje traidor y lo político de los Calié o chivados de la era de Trujillo.

 Y por eso se quema, por traidor y por calié. ♫♫♫Júa, júa, júa e’, lo mataron por calié♫♫♫.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba