Opinión

¿Vale la pena limpiar el Rio Ozama?

Por Edwin Gabriel García

Para el año 2019 la Republica Dominicana firma un acuerdo para la limpieza de los ríos Ozama e Isabela, con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la organización holandesa The Ocean Cleanup (OCU), en contribución a las metas globales de desarrollo sostenible.

Es en el 2020, es cuando comenzamos a ver el inicio de este acuerdo con el Interceptor 004 que es la primera embarcación de su naturaleza en América Latina, buscando la eliminación de los plásticos y residuos de los ríos, de tal forma asegurar las condiciones propias para el procesamiento y disposición final de los mismos, como parte de una estrategia para proteger los afluentes y océanos, y garantizar las condiciones de salud a la población que vive en torno a estos cuerpos de agua.

Esta iniciativa, cuenta con un patrocinio público y privado, la barcaza es operada por la Armada de República Dominicana y desde sus inicios ha recolectado aproximadamente 44 toneladas de plásticos y lilas del rio Ozama hasta la fecha.

La labor realizada por The Ocean Cleanup proporcionará asistencia técnica, promoverá la instalación del sistema de intercepción de residuos y entrenará a los responsables de asegurar su operación. Contribuirá con el desarrollo de investigaciones para el monitoreo de la situación de los plásticos en los ríos y determinará los sitios más apropiados para establecer estos sistemas de recolección.

Este acuerdo tuvo cabida en el gobierno del expresidente Danilo Medina y continua en el presidente actual Luis Abinader quien apoya toralmente esta iniciativa, pero cabe preguntarse ¿Qué pasará con la planta Generadora de Electricidad Estrella del Mar II? ¿Quién es el principal contaminante el rio Ozama?

Aplaudimos y agradecemos que se quiera reducir la contaminación de las aguas del Ozama, pero no se puede pasar por alto la denuncia del Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA), quien ha exteriorizado una denuncia formal contra la empresa Seaboard, bajo la imputación de delitos ambientales previstos en varios artículos de la Ley General sobre Medio Ambiente del país.

Enfatizando que el biólogo y medioambientalista Luis Carvajal manifestó que los elementos de evaluación trazados para el correcto establecimiento de las barcazas generadoras en el río Ozama no fueron agotados en su totalidad y el permiso se otorgó irregularmente.

“Si partimos de cero… en ningún lugar del mundo le darían el permiso para que se establezcan ahí, en dominicana la única razón para permitírselo es que estaban antes”, expresó Carvajal durante su participación en el programa radial “El zol de la tarde”, a través de Zol 106.5 FM.

Al hablar sobre la contaminación provocada por la planta de generación eléctrica Estrella del Mar que está en el río Ozama, el medioambientalista expresó que “los impactos generados por la misma provocan que las especies marinas peligren en su totalidad, ya que se produce un calentamiento del agua que reduce la cantidad de oxígeno para la vida acuífera”.

En igual sentido agregó, que “existe una evaluación de pertinencia y fragilidad del lugar que debe aplicarse para permitir el establecimiento de una planta generadora”, evaluación que visiblemente no fue aplicada en su totalidad.

Entonces, de que vale hacer una alianza de esta magnitud si el problema seguirá igual, hasta que cambien a energía renovable la planta Estrella del Mar II.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba