Uncategorized

Pido por la liberación de cineastas apresados

Por Rafael González

Especial OjaDiario

El pasado sábado 6 del presente mes, leo una noticia de un periódico digital que tenía el siguiente título «Detienen 5 ciudadanos por presunta explotación de menores en Verón-Punta».

Al observar la foto que acompaña el titular, me sobresalta, al reconocer a dos de los acusados. De inmediato apresure a leer la noticia

 El contenido de la noticia decía que el cuerpo especializado de la seguridad turística (CESTUR), miembros de la policía municipal y de la junta municipal de Verón Punta Cana, detuvieron a cinco ciudadanos por presunta actividad relacionada a la explotación infantil.

Según dice el medio digital la CESTUR acusa a los detenidos de enviar a los menores de edad a pedir dinero en el semáforo de Verón Punta Cana y aprovechaban el momento para grabar a los niños.

Me pongo en contacto con varios colegas y conocidos del medio, que me confirman la veracidad de la noticia.

Dos de los detenidos son Josías Francisco Domínguez y Edison Bladimil cineasta egresado de la Escuela de Cine, Televisión y fotografía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), al leer más afondo la noticia interpreto que el grupo de acusado estaba filmando un documental acerca   de los niños que piden y trabajan en la calle, titulado “Los Canillitas”. No se la trayectoria de los demás integrantes del «crew», pero si conozco y se la trayectoria de Josías y de Edison, ya que fui compañero de los dos en mi etapa estudiantil en la UASD. De Josías y Edison puedo decir que son dos jóvenes cineastas serios, que provienen de familias humildes y que se han ganado el respeto de todos sus compañeros, gracias a sus talentos y capacidades en sus respectivas áreas.

Yo me pregunto,

¿qué está pasando con estos dos jóvenes cineasta?

¿Por qué a cuarenta y ocho horas de su arresto, todavía siguen detenidos?

Según la noticia de un diario de circulación nacional detrás del arresto del grupo de cineasta está un regidor del municipio, identificado sólo como Warner que insiste en que los cineastas están explotando a los menores, por lo cual él influye para mantenerlo detenido, en franca violación de los derechos como ciudadanos del grupo de cineastas a pesar de que los cineastas cuenta con un permiso firmado por los padres de los niños que participan en el documental.

Yo no soy abogado, pero lo poco que se de leyes me dice que un ciudadano después de 48 horas bajo arresto o se le somete a la justicia o se le libera pura y simplemente, por lo cual eso jóvenes deberían ser liberados. Se supone que la procuraduría tiene un departamento especial que persigue los delitos en contra de los menores, hasta ahora ese departamento no se ha pronunciado sobre este hecho, cosa que hace aún más ilegal el arresto del grupo de cineastas.

Por tanto es importante que la DGCINE Y ADOCINE, que son la sombrilla que amparan a los profesionales del cine en el país tomen carta sobre este delicado hecho que pone en juego no sólo la integridad física y moral de los cineastas, sino su vida profesional.

Los cineastas detenidos deben recibir el apoyo de ADOCINE (Asociación de profesionales de la industria del cine) y pedir a las autoridades información sobre la suerte de los detenidos profesionales del cine.

Profesionales que sé están registrados en la DGCINE, porque si no estuvieran registrados, no trabajarían en la industria cinematográfica. Espero que la DGCINE y su nueva directora Marianna Hectorovna Vargas Gurilieva tomen cartas en el asunto y averigüen que está pasando con esos profesionales del cine allá en Verón.

Sobre todo por qué todo ciudadano es inocente hasta que se demuestre lo contrario, espero que con la gracia de Dios y con la justeza de la justicia, estos jóvenes cineasta salgan libre y que se le restablezca ante la sociedad su reputación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba